fbpx

El Entorno

Jimena de la Frontera es uno de los pueblos blancos de Andalucía. Su rico patrimonio cultural hizo que en 1983 fuese declarado Conjunto Histórico-Artístico y es uno de los municipios por los que se extiende el Parque Natural de los Alcornocales, también conocido como «la selva del sur de Europa».

El Parque Natural de los Alcornocales, que cubre una gran extensión que abarca desde la Bahía de Algeciras hasta las sierras del interior, destaca por su diversa flora y fauna y por contener en su interior algunos de los rincones más bellos que la naturaleza haya regalado a toda la península ibérica.

En este entorno de naturaleza virgen, por un lado, e importante patrimonio cultural, por otro, Cortijo Román se revela como el lugar ideal para encontrar relajación y tranquilidad en cualquier estación del año.

Cuatro estaciones para disfrutar

En primavera una deslumbrante alfombra de flores silvestres adorna la pradera adyacente al cortijo y sus alrededores en lo que resulta ser una espectacular explosión de color.

En verano toma especial protagonismo el agua, en forma de ríos, arroyos y embalses, que permiten además de la pesca y otras actividades acuáticas, darse un buen chapuzón rodeado de naturaleza en rincones de ensueño.

En otoño la muy singular flora del Parque de los Alcornocales, perteneciente a la Era Terciaria y denominada Laurisilva, se completa por una asombrosa proliferación de setas. De hecho, son uno de los productos típicos de la zona.

En invierno, es cuando más se disfruta, si cabe, de uno de los elementos claves de la gastronomía de la zona: sus guisos típicos.